Un partido contra las restricciones aspira a entrar en el Parlamento alemán

0
45


Una enfermera con mascarilla cierra una ventana y empuja a una anciana en silla de ruedas dentro de lo que parece una residencia de la tercera edad. Una niña se encarama a la barandilla de puente sobre unas vías de tren tentada por el suicidio, se presume. “Me llega mucho menos aire”, dice un niño con mascarilla mirando a la cámara. Una anciana es forzada a someterse a una prueba nasal de coronavirus. Agentes antidisturbios cargan y detienen a manifestantes en algunas de las decenas de marchas contra las restricciones ante la pandemia que se llevan celebrando en Alemania desde marzo del año pasado. Todo en blanco y negro, y con una música de tensión y amenaza como telón de fondo sonoro.

Así arranca es el spot electoral de Die Basis (La Base), un joven partido fundado el verano del 2020 que pretende entrar en el Parlamento federal en las elecciones alemanas del próximo 26 de septiembre. Sus motivos giran fundamentalmente en torno a las medidas contra la pandemia y el impacto en las libertades individuales: “Si perdemos nuestra democracia y nuestro estado de derecho, ya no habrá motivos para reír en este país”. “La democracia significa que el poder va de abajo hacia arriba”. “Cada vez son más lo que se levantan”. “Creo que la gente no aguantará mucho más lo que están haciendo con sus hijos y con su libertad. Y Die Basis es la única fuerza que dice: ‘queremos ofrecer la alternativa’”.

Figuras destacadas

Los cuatros candidatos del partido que ofrecen sus razones en el video electoral, ya en color y con una música esperanzadora de fondo, no son figuras cualesquiera. Viviane Fischer es jurista y hasta hace poco, popular por sus diseños de sombreros. Reiner Fuellmich es abogado y dueño de un bufete que presenta desde hace meses –sin demasiado éxito– demandas colectivas contra las restricciones frente a la pandemia. Ambos son cofundadores de la llamada “Comisión Corona”, una organización no gubernamental que pretende suplir el papel de una comisión parlamentaria para investigar la gestión de un virus cuya letalidad y mortalidad consideran “similares a la de una gripe”.

Sucharit Bhakdi y Wolfgang Wodarg son dos doctores críticos con las medidas tomadas por el gobierno federal y convertidos en héroes dentro del movimiento “Querdenken” (“Pensamiento transversal”) y entre los negacionistas de la pandemia. El primero es un microbiólogo y escritor superventas que se enfrenta a acusaciones de banalización del holocausto y el nacionalsocialismo. “El pueblo judío ha convertido su propio país en algo peor de lo que fue Alemania”, dijo Bhakdi sobre Israel el pasado abril en una entrevista. Wodarg fue parlamentario federal durante 15 años por los socialdemócratas del SPD. Las cabezas más visibles de Die Basis tienen, por tanto, tras de sí una remarcable carrera profesional.

“Democracia de base”

Die Basis nació al calor de las protestas iniciadas en la primavera del 2020 en Alemania a raíz de las primeras restricciones efectivas de la vida pública y de libertades fundamentales como la de movimiento. Bajo el nombre inicial de “Resistencia 2020”, algunos de sus miembros decidieron reorganizarse y fundar el Partido de la Democracia de Base de Alemania (Die Basis, en la versión abreviada de su nombre).

Su programa electoral, que ocupa dos páginas, se resume en “cuatro pilares”: la libertad, la limitación del poder, el “trato respetuoso” y la “inteligencia colectiva”. Apuesta por una mayor participación directa de la ciudadanía a través de una democracia de base, la celebración regular de consultas ciudadanas y la limitación de los mandatos políticos. Su programa también contiene elementos procedentes de la antroposofía, el esoterismo y la cultura Waldorf.

“El principio del partido es más humanista que político, es un partido prepolítico. Por eso no es de derechas ni de izquierdas. Por ejemplo, permitir diferentes modelos de familia o imponer más impuestos a Amazon no es de izquierda ni de derechas, sino sentido común”, dice a EL PERIÓDICO Fernando Dimeo, miembro de la ejecutiva de la federación berlinesa de Die Basis. 

Gestión “paternalista”

Noticias relacionadas

Fernando es un médico especialista en medicina interna y del deporte de origen argentino y reside en Alemania desde hace más de 30 años. Decidió sumarse al partido como reacción a la gestión “autoritaria y paternalista” que el Gobierno federal alemán ha hecho de la crisis sanitaria. Sentado tras la mesa de uno de sus consultorios, reconoce que en Die Basis sigue sin haber consenso sobre la pandemia: “Hay gente que dice que todo es una conjura y que se resiste a usar una mascarilla, y otra como yo, que trabaja con pacientes de riesgo y a la que no le parece bien esa posición”.

El rechazo a una introducción directa o indirecta de la vacunación obligatoria contra el coronavirus es otra de las posiciones relevantes del partido de Fernando Dimeo. En Alemania hay algo más de un 60% de la población completamente inmunizada. No es precisamente la falta de dosis lo que ha impedido que ese porcentaje sea mayor. Ello apunta resistencia a la vacuna en capas relevantes de la población. Die Basis busca capitalizar electoralmente esa desconfianza. Actualmente, ninguna encuesta electoral le da más de un 3% de intención de voto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí