Reactivación económica

0
152

Colombia viene avanzando con pasos firmes en materia de uso de energéticos más limpios, eficientes y amigables con el medio ambiente.

Antioquia es un departamento que camina firme hacia la reactivación de la economía, tomando decisiones que buscan un mejor equilibrio entre el costo y el beneficio en sus industrias, cambiando procesos en las empresas que le apuntan a una mayor rentabilidad, cuidando del medio ambiente y la salud de sus colaboradores. Esa mezcla es posible gracias a energías limpias como el gas natural.

Luego de una situación impensada a nivel mundial, el departamento no fue ajeno a las debacles económicas que dejó la pandemia del Covid 19. Por eso es importante contar con sectores que le apuesten a la generación de empleo y a aumentar inversiones. La Asociación Colombiana de Gas Natural, por ejemplo, identificó 127 proyectos por 2.900 millones de dólares que generarán más de 20.000 empleos.

Pero no solo la pandemia ha puesto a familias, comerciantes y empresarios en aprietos. Quizás el desafío del cambio climático nos lleva a todos como especie humana a pensar en alternativas que nos permitan avanzar en desarrollo energético sin descuidar el medio ambiente y la salud.

Hoy existen en Antioquia un millón trescientos veinte mil clientes adscritos al gas natural según Carlos Orduz, vicepresidente del gas en EPM. Cada año tienen la meta de conectar 55 mil nuevos clientes en este servicio que a todas luces ofrece grandes beneficios para todos los segmentos. El domiciliario, el industrial y el vehicular.

En 120 poblaciones de Antioquia distribuidas en 103 de sus municipios se encuentran las casi 5 millones de personas beneficiadas que usan gas natural. En su gran mayoría estas personas están concentradas en el segmento de familias. Muchas de ellas han dejado de cocinar con leña o con carbón para disfrutar de un servicio más seguro, confiable y sobre todo económico pues una familia promedio en Antioquia de estratos 1, 2 y 3 podría estarse ahorrando el 60% de los costos que le representaba antes cocinar con leña, carbón, electricidad e incluso gas de pipeta.

El sector industrial es otro de los grandes protagonistas. Hoy por hoy más de 100 mil empresas de todos los sectores económicos distribuidos en 34 gremios han tomado una decisión consciente de aportar un granito de arena buscando rentabilidad, seguridad y economía en sus negocios, pero sobre todo, buscando una mejor calidad del aire.

Actualmente Promigas y Transmetano ejecutan el proyecto del nuevo gasoducto Jobo – Transmetano que conectaría las nuevas reservas de gas del Valle Inferior del Magdalena con Antioquia y el resto del interior del país. Este es un gasoducto estratégico para Antioquia y Colombia, de 300 km y capacidad de 100 Mpcd con una inversión de US$ 400 millones y que apuntalaría la reactivación económica de Antioquia, aportando a la productividad de la Región y generando trabajo en zonas que requieren del apoyo de los empresarios como es el bajo cauca antioqueño.

El desarrollo de este nuevo gasoducto se ejecuta bajo el mecanismo regulatorio open season y se espera que esté operando en el 2025.

El gas natural es la elección natural en la transición y transformación energética y social. Esta es la mejor opción para cuidar el medio ambiente, la salud y también el bolsillo de los colombianos.